Historia de Éxito

Catalina Manuela Ortiz López. Oaxaca, México.

Catalina de 58 años es una de las beneficiarias del proyecto Beyond Coffee en México. Lleva radicando desde que nació en la comunidad San Lucas Yosonicaje, en la región Mixteca Alta del estado de Oaxaca, en la cual estudió hasta nivel básico de primaria.

Catalina toda su vida se ha dedicado a la caficultura. “Me levanto a las 5 am, preparo mi desayuno, y salgo a cortar el café, regresando hasta las 6 pm a mi casa”. Catalina es el sustento y jefa de familia, ya que únicamente vive con su tía, quien es una persona de la tercera edad de 81 años. De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)[1], el 97.60% de la población del municipio al que pertenece San Lucas Yosonicaje, Santa María Yucuhiti, vive en situación de pobreza.

Precisamente, el proyecto busca poner en el camino del ingreso digno a familias, como las de Catalina, mediante la vinculación y el pago a un precio justo de la actividad del café, y diversificando sus ingresos.

Una de las formas en las que Beyond Coffee busca este objetivo es mediante modelos como Oaxaca Mágica, propuesta para unificar la cadena de valor de café, dentro de la categoría de café de especialidad, y la cadena de valor de miel, esta última como resultado de una de las actividades de diversificación del proyecto, sumando a las productoras mezcaleras de otro proyecto de Heifer Internacional México, Replicando Oportunidades.

Catalina forma parte de este modelo, en la que una emprendedora de la ciudad de Oaxaca compró directamente a Catalina 5 quintales de café pergamino a finales de marzo. “Me siento contenta que ya tengo quien me compre mi café, y vengan a aquí a hacerlo, esta compra me está ayudando mucho en mis gastos”. Gracias al proyecto, Catalina pudo vender su café a $3.00 USD[2]  por kilogramo de café pergamino, cuando habitualmente se está vendiendo a $2.20 UDS[3], es decir, un aumento del 36%. Catalina afirma que gracias a esta venta tendrá un mejor ingreso, además de que es un precio justo debido a todo el trabajo que conlleva la cosecha del café.

Oaxaca Mágica busca el pago de precios justos asegurando calidad, además de trazabilidad y transparencia en las cadenas de valor. El café de Catalina, además de contar con notas de vino, pasas, miel y naranja, obtuvo un valor de 84 puntos, de acuerdo con los estándares de la Specialty Coffee Association (SCA), por lo que garantiza al consumidor final la satisfacción de, a la vez de llevarse consigo productos de calidad, el haber contribuido a mejorar los ingresos de productores y productoras de las zonas más pobres de México.

Asimismo, el proyecto ha logrado vinculación con el sector privado, ya que empresas han accedido a realizar maquila a los productos, por lo que se diseñó, con aspectos típicos del estado de Oaxaca, una caja de madera de balsa serigrafiada. La caja incluye una bolsa de café de 450 gramos, de variedad Pluma; una botella de mezcal de 350 mililitros ya sea de la variedad del agave Tobala/Tepestate/Coyote; y un frasco de miel de flora de 250 mililitros. Se estiman ventas por más de $30,000 USD durante este piloto.

Por otro lado, Catalina es parte del 32% de las mujeres en México que hasta el momento han sido beneficiadas con alguna de las actividades de diversificación del proyecto. A inicios de febrero, Heifer le entregó 20 aves de postura, por lo que próximamente empezará a generar ingresos gracias a esta actividad de diversificación. “Me siento contenta porque cuando empiece la producción de huevos podré venderlos en el mercado local y tendré otra fuente de ingresos”, menciona Catalina.

De acuerdo con estimaciones del proyecto, una familia en promedio estará generando $18 USD[4] mensuales vía esta actividad de diversificación. Catalina indica que gracias a los ingresos tanto del café como de la venta de huevos podrá invertir en su parcela, principalmente en su mantenimiento, así como en gastos del hogar.

Es importante señalar que mediante la asistencia técnica y capacitaciones que Catalina ha recibido por parte de Heifer es que logró la calidad obtenida en su café, lo que ha facilitado la vinculación y su venta a un precio justo, siendo el mayor impacto que percibe gracias proyecto. “Agradezco a Heifer Internacional y Fundación Walmart por el apoyo que he recibido y porque ahora tengo quien compre mi café. Espero que en la siguiente cosecha esto se repita”, finaliza Catalina.

[1] Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. (2015). Tabulador Medición de la pobreza, Estados Unidos Mexicanos, 2010-2015, Indicadores de pobreza por municipio. México.

[2] $60 MXN con tipo de cambio de Heifer de 19.7443.

[3] De acuerdo con una encuesta realizada a participantes del proyecto entre el 23 de enero y el 13 de febrero, el café se estaba vendiendo en el estado en promedio a $44 MXN.

[4] Datos provenientes del levantamiento de una muestra representativa de personas beneficiarias del proyecto entre el 23 de enero y el 13 febrero de 2020.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Excepteur sint occaecat nulla cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit est laborum.