Caso de éxito de Beyond Coffee en México

Villahermosa, Chiapas, México.

Villahermosa es una de las comunidades en las que el proyecto Beyond Coffee tiene presencia. El municipio al que pertenece la comunidad, Villaflores, ocupa el lugar 15 de 118 municipios en la escala estatal de rezago social de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) del Gobierno de México[1], el cual, entre otros indicadores, mide la calidad y servicios en la vivienda.

Precisamente, en un sismo ocurrido de 7 de septiembre de 2017 en México, Villahermosa fue una de las comunidades más afectadas, en las que decenas de casas se derrumbaron o tuvieron fuertes afectaciones, teniendo consecuencias en la actividad del café, ya que se utilizan las azoteas o los patios para el secado del café, dificultando esta parte del proceso del beneficiado a los productores y productoras de la zona.

“Las casas se cayeron, los cerros se cuartearon, la gente tenía miedo. Los cafetales se vieron afectados y los patios de secado que se agrietaron”, relata Octavio Gómez Intzin, un joven de 27 años originario de la localidad que forma parte del proyecto.

Octavio, que estudió hasta la secundaria, se dedica a la caficultura. “En la comunidad nos despertamos a las 4:00 am para prepararnos para ir al cafetal; comenzamos el corte de café a las 6:00 am y terminamos a las 4:00 pm. Posteriormente, regresamos a la comunidad con todo el café cortado para iniciar a despulparlo, concluyendo hasta las 11:00 pm”, menciona Octavio.

Octavio, como otros 155 productores y productoras, fue beneficiado por Heifer Internacional con materiales y asistencia técnica para la elaboración de un secador solar, el cual es una estructura de madera y plástico que reduce hasta el 40% en el tiempo de secado con comparación de la forma tradicional. Además, supone menor esfuerzo y trabajo físico, sobre todo para mujeres.

Antonia Intzin Luna, de 59 años, es otra locataria de Villahermosa y beneficiaria del proyecto. Menciona que gracias al secador solar las actividades y tiempo se redujeron considerablemente. “Anteriormente el café se tenía que recoger todas las noches y volver a tirar al día siguiente, con el secador es nada más mover y levantar cuando el café ya está en su punto. Son de mucha ayuda, reducen el esfuerzo físico”.

Conjuntamente, tiene efectos importantes en la calidad del café debido que, al no estar a la intemperie y expuesto a la lluvia, evita granos humedecidos y con contaminantes que pueden originar moho, manchas y otros daños. “Los secadores solares fueron muy importantes para nosotros pues no teníamos donde secar, ahora nos ayuda mucho pues cuando llueve no tenemos que correr para meter el café”, indica Antonia.

“Este ha sido uno de los beneficios más grandes que hemos tenido al participar con Heifer, pues era una necesidad que nosotros teníamos. El secador fue una pieza clave para producir con mayor calidad”, respalda Octavio.

Olam Agro México, uno de los aliados del proyecto, es una exportadora que ha comprado café a las y los participantes del proyecto en la comunidad. El precio promedio llegó hasta $2.00 USD[2] por kilogramo de café pergamino, para los miembros del grupo que consiguieron un café diferenciado de buena calidad, a diferencia de los $ 1.80 USD[3] que afirmaron recibir otros productores y productoras de café. “He aprendido a obtener café con mejor calidad, y a cómo elaborar un secador solar, indica Antonia. “Invertiré en mi cafetal y guardaré dinero por cualquier enfermedad”, añade.

Por último, otra de las ventajas de los secadores solares es que pueden ser utilizados para otros granos en tiempos de no cosecha del café, ya que algunos de los y las productoras de la zona también cultivan maíz y frijol para autoconsumo.

Tanto Octavio como Antonia afirman que les gustaría seguir participando en proyectos como Beyond Coffee, ya que ha tenido impactos a nivel de comunidad. “Hay necesidades en los grupos de cafetaleros, y este proyecto ayuda a cubrirlos, pues nos complementan como productores, y nos ayudan a seguir creciendo. Nos gustaría seguir trabajando con Heifer para continuar adquiriendo nuevos conocimientos, y tener mejor calidad en nuestro café”, finaliza Octavio.

[1] Secretaría de Desarrollo Social. (2017). Informe anual sobre situación de pobreza y rezago social 2017. México.

[2] $40 MXN con tipo de cambio de Heifer de 19.7443.

[3] De acuerdo con una encuesta realizada a participantes del proyecto entre el 23 de enero y el 13 de febrero, el café se estaba vendiendo en el estado en promedio a $35.60 MXN.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Excepteur sint occaecat nulla cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit est laborum.