Logros de Hatching Hope México presentados en el evento de clausura

Oaxaca de Juárez fue el estado anfitrión del evento de clausura del proyecto Hatching Hope México . Los resultados del proyecto fueron presentados con base en la evaluación final realizada por la Sociedad de Producción Rural Tierra y Semilla. Este evento destacó las actividades que promovieron la seguridad alimentaria, el desarrollo local de las comunidades rurales y el ingreso económico a través de la creación y fortalecimiento de granjas avícolas para la producción de huevos en beneficio de cerca de 700 familias productoras, lo que representa 2,870 personas dedicadas a esta actividad, principalmente mujeres.

Con una perspectiva de sistemas de mercado, se realizaron mejoras en las áreas de nutrición, producción y el ingreso económico de los pequeños avicultores, con el objetivo de tener éxito en los mercados a través de alimentos sanos y de fácil acceso en las comunidades, lo que se convirtió en una acción clave para fortalecer su resiliencia frente a la pandemia y el cierre de comunidades, donde tuvieron complicaciones para tener acceso a alimentos y fuentes de ingresos.

Durante un período importante de la pandemia, el acceso a las comunidades no era posible, por lo que el apoyo de promotoras y lideresas comunitarias fue determinante para mantener las granjas en funcionamiento. El proyecto realizó 250 cadenas de pases de conocimiento, beneficiando a más de 820 personas.

En esta transmisión, el gerente de Hatching Hope México , Jorge Chiquin, explicó que el proyecto operó específicamente en los estados de Chiapas, Oaxaca y Puebla, zonas de alta marginación del país, donde se involucraron un total de 67 municipios a través de capacitaciones y acompañamiento. El estado con mayor participación, en términos de número de municipios y hogares, fue Oaxaca. En este estado, el proyecto trabajó en 43 localidades de las regiones de Valles Centrales, Istmo y Costa.

 Gustavo Maldonado, director ejecutivo de Heifer México, explicó que parte importante de nuestro trabajo se fortalece con aliados estratégicos para consolidar acciones de sostenibilidad económica, participación e incidencia en cadenas de valor y vinculación de mercados, como fue el caso de este proyecto, ya que a través de nuestra unidad financiera, El Buen Socio, las familias tuvieron acceso a crédito justo para mejorar sus granjas y aumentar su capacidad productiva de manera sostenible. Más de 900 familias accedieron a programas de crédito y educación financiera

El informe presentado mostró el impacto del proyecto en la creación de una fuente de ingresos para las familias, así como una mejor relación entre las personas y las familias y la calidad nutricional. Es importante mencionar, que considerando que la mayoría de los participantes en el proyecto son mujeres, se logró incrementar su independencia y empoderamiento. También se han mostrado motivados, activos y con más confianza al ver el aporte que están haciendo a sus familias.

Entre los resultados obtenidos, la brecha de ingresos dignos se redujo en un promedio de 37,39%, superando la meta de 33%. Las mujeres tuvieron una participación activa en el proyecto, con un 83,2% de mujeres participantes fuertemente posicionadas en la toma de decisiones del hogar. Los resultados muestran que esta influencia y liderazgo de las mujeres fue un factor determinante porque donde tenían mayor participación, había más ingresos por granja.

Otro factor importante fue el acceso a crédito. Las 148 familias que accedieron al préstamo mostraron un mayor incremento en sus ingresos en comparación con las familias que trabajaron sin crédito.

La representante legal de Bixhana Trabajando SPR DERL de CV, Mónica Judith Mendoza, dio testimonio de los grandes logros que alcanzaron a través del trabajo en el proyecto. “En el 2016 iniciamos este trabajo gracias a un Pase en Cadena de 50 aves que recibimos de un proyecto anterior ( Emprendedores Rurales ). En el 2020, en este proyecto, nos apoyaron con capacitaciones en avicultura y gestión empresarial. pudimos aumentar nuestra capacidad, vimos nuestro potencial productivo y juntamos a 12 personas para pasar de un grupo de autoayuda a una empresa formal. Ya somos reconocidos en la comunidad”, dijo Mónica.

Actualmente, este grupo tiene 1,750 gallinas bajo una estructura de granja comunitaria para cuidar de las aves en conjunto. Su meta es expandirse a 5,000 gallinas. “Ser parte de esto nos ha demostrado que las mujeres podemos tener una participación activa en la economía de nuestras familias, a nivel familiar nos ha unido mucho”, afirmó Mónica.

También participó la Tesorera del Comité Avícola Regional Aquix-Xóchil, María de Jesús García Jiménez, quien junto a sus compañeras ha consolidado un grupo de 10 mujeres emprendedoras de la sierra nororiental de Puebla. “Este proyecto nos ha ayudado mucho en el aspecto familiar, hemos aprendido muchas cosas gracias a Hatching Hope y proyectos de Heifer México, llevamos tres años trabajando con las ventajas de un producto de gallinas felices, muy rico y muy bueno en proteína. En los últimos años se formalizó nuestro comité para tener acceso al crédito y renovar nuestras fincas y fortalecernos”, dijo María.

VIDEO: María de Jesús y el Comité Avícola Regional Aquix-Xóchil reciben crédito

La productora Laura Isabel Salas Mendoza, habitante de la comunidad del Cantón El Aguinal, municipio de Tuxtla Chico Chiapas, mencionó que el ser parte de Hatching Hope, Incubando Esperanzas en español, le ha permitido sustentar gran parte de la alimentación de su familia. “Tengo la satisfacción de mis clientes que consumen mi producto, y obtengo excelentes ingresos que fortalecen mi economía familiar. Con este proyecto he aprendido que con dedicación, esfuerzo y sobre todo disciplina siguiendo todas y cada una de las indicaciones de los expertos de Heifer México, es posible alcanzar en el mediano plazo las metas que nos planteamos”, dijo.

Una de las últimas acciones realizadas en este proyecto fue el Encuentro Regional de Avicultura de Traspatio, donde las organizaciones se consolidaron en este proyecto para mantener otra estrategia que les permita ser sostenibles fortaleciendo su competitividad en el mercado, la cantidad y calidad de las interacciones con los actores de la cadena de valor y aumentando su número de integrantes.

Durante la implementación del proyecto, las familias productoras enfrentaron diversas situaciones, como el aumento de hasta un 30% en los precios de los alimentos, y donde Cargill, fiel a su compromiso de generar bienestar, ayudó a las localidades en las que tiene presencia. Heifer gestionó la entrega directa de 250 toneladas de alimento balanceado donado por Cargill a familias ganaderas y avícolas beneficiarias del Programa Nacional, lo que además contribuyó a mantener la operación de sus granjas durante lo peor de la pandemia.

Compartimos con ustedes la transmisión de este evento de cierre del proyecto Hatching Hope , donde gracias a ustedes, staff, participantes, aliados y donantes, fue posible apoyar a más de 2,500 personas avicultoras en México.

Comparte este Post!

Entradas recientes

Comentarios recientes

Síguenos en nuestras redes

Contáctanos